Donaciones

Nuestra Cuenta Bancaria para recibir donaciones:  ES2401827066280201097783

(Próximamente otros medios de donación)

 

La pequeña historia de mi yo pedigüeño

Empecé a fumar con 14 años. Los amigos y el no sentirte excluido nos incitó a fumar a muchos de nosotros (¿quién puede decir que su primer cigarrillo fue agradable? qué desastre…).

El caso es que se convirtió al poco tiempo en una adicción que no podía pagarme, ya que con la asignación semanal apenas me llegaba para jugar unas pocas partidas al Super-Pang en los míticos recreativos ‘Campeón’ de Cáceres.

Al final tenía algunas alternativas: robar o pedir (por mi mente no pasaba en aquella época emprender más allá de hacer de limpiabotas en casa para obtener un poquillo más en la paga semanal).

Opté por pedir (no sin algún hurto menor en las vueltas del los recados o expropiación de alguna moneda a la vista en casa al lado de las llaves de mi padre) y, pedir, significaba mendigar cigarrillos sueltos entre mi círculo de amigos y amigas: muchos tendrán el recuerdo de mi (y algunos otros en mi situación) de ser un pedigüeño (daños colaterales de mi paso por allí).

Esto traumó en mi de una forma especial ya que comprendí que hay clases y que hay gente que en ocasiones tiene que pedir como último recurso: es duro, aunque también enseña muchas cosas (quizás da de si para una entrada en el blog).

COVID-19, otros caminos y perseverar

Hace una decada ya intenté montar este PORTAL y perdí todos mis ahorros en el empeño. Posteriormente, y una vez trabajando ya por cuenta ajena tras el nacimiento de mi hija, tuve una segunda oportunidad al acordar con mi empleador construir una aplicación para nuestro clientes que nos valiera para emprender esta aventura en modo socios. Esa aventura se torció con mi separación y las nuevas obligaciones que surgieron, rompimos de forma amistosa nuestro acuerdo y cada uno de nosotros siguió su camino. Aquel contrato era el acuerdo perfecto: ganador/ganador; lástima que se torciera, pero también nos ha traído hasta aquí y, la verdad, el camino ha sido apasionante.

¿Por qué os cuento toda esta historia? Pues porque creo que es el momento adecuado para montar el portal es ahora. Ni mañana, ni ayer: el momento adecuado es ahora. Por mi y por todos mis compañeros que están tratando de sacar su negocio adelante con la COVID-19 de por medio revoloteando.

Pedir no es fácil y llegar a este punto tampoco lo ha sido. He invertido bastante horas y dinero para ofrecer de forma gratuita esta plataforma. Mi idea es que lo siga siendo y si las estrellas se alinean lo sea gratis para siempre; no obstante, lo importante está por desarrollar y necessitamos fondos para encargar el trabajo a un equipo de desarrolladores que nos vayan acompañando por nuestro ‘ROADMAP’. También necesitamos fondos para mejorar nuestra infraestructura e incluso estamos coquetando con soluciones para generar una aplicación distribuida (auqnue esto será un segundo set).

Quiero ser tu socio, ¿cómo nos convencemos?

Estamos abiertos a inversores (contacta con nosotros) que compartan nuestra visión, que no es más buscar un modelo de negocio ganador/ganador para todas las partes, basado en economía de largas colas y con un objetivo global/local tratando de respetar el medio ambiente. Si esto no te chirría mucho aquí estamos…